Afiches Promocionales

Síguenos en nuestras redes

                

Valledupar, abril 21 de 2016 - Boletín Informativo No. 033 

-La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata sigue al pie de la letra las recomendaciones de la Unesco para seguir cultivando el verdadero vallenato- 

El sábado 23 de abril a partir de las 9:00 de la mañana en el Parque de la Leyenda Vallenata ‘Consuelo Araujonoguera’, se realizará una reunión con el cuerpo de jurados del Festival de la Leyenda Vallenata que tendrán la misión de calificar a los participantes de los distintos concursos. 

Lo que se pretende en este encuentro es explicar en detalle la metodología del nuevo reglamento que ha tenido diversos cambios que redundarán en beneficio de los concursantes. 

“Con este ejercicio se busca que el cuerpo de jurados cuente con mayores herramientas que le sirvan de base para calificar los distintos concursos. Además, aumentar la calidad, el conocimiento, la veracidad y la ampliación del radio de acción de este oficio de una alta responsabilidad”, indicó el presidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, Rodolfo Molina Araujo. 

La puesta en práctica del nuevo reglamento en el 49º Festival de la Leyenda Vallenata permitirá que estas personas que desempeñan esta labor  puedan cumplir con su misión que requiere conocimientos, seriedad y responsabilidad. 

En la mencionada reunión se entregará el nuevo reglamento y el manual de jurado que será la carta de navegación ideal para que el Festival de la Leyenda Vallenata continúe siendo el abanderado en la conservación y promoción de la auténtica música vallenata.

Por Juan Rincón Vanegas @juanrinconv 

Era casi el mediodía del lunes 30 de abril de 1990 cuando en un hotel de la ciudad de Valledupar, Edgar Perea accedió a conceder una entrevista para El Diario del Caribe de Barranquilla.

‘El Campeón’ había llegado a disfrutar del Festival de la Leyenda Vallenata que ese año ganó Gonzalo Arturo ‘El Cocha’ Molina Mejía, y conoció de cerca el movimiento de esta fiesta de acordeones.

Cuando se le dijo del objetivo de la visita no puso ningún obstáculo, sino que accedió a hablar, especialmente de vallenatos, pero antes pidió una gaseosa y manos a la obra.

No paró de hablar. Se emocionó contando de la canción que le llenaba el alma de alegría (‘Se te nota en la mirada’), de la gesta folclórica de Consuelo Araujonoguera y naturalmente de su querido Junior de Barranquilla.

El reportero gráfico Hernando Vergara le tomó varias fotos, al poco tiempo las reveló en el cuarto oscuro de la sede del periódico ubicada en la carrera 11 con calle 15 y se escogieron las mejores, no sin antes llenarnos de alegría por haber tenido cerca al hombre que con su voz alegraba los oídos de todo un país, bien narrando futbol, beisbol o boxeo.

Al conocer de la muerte del ‘Campeón Edgar Perea, acudí al archivo para rescatar ese reportaje que tuvo lugar hace 26 años y revivir esas hazañas del hombre que se la pasó todo su vida persiguiendo con su voz a futbolistas que se encontraban en una cancha teniendo como referente un balón, a boxeadores que en un cuadrilátero golpe a golpe le dieron glorias a un país y a beisbolistas que batearon jonrones que se iban al fondo del más grande sentimiento de alegría. 

El siguiente es el texto de la entrevista publicada en esa ocasión.

El negro Edgar Perea Arias, más conocido como ‘El Campeón’, es el narrador y comentarista deportivo más escuchado en Colombia. Así mismo es polémico y no tiene pelos en la lengua para decir sus verdades, que le han ocasionado elogios y críticas.

En la entrevista habló de vallenatos, del Junior y de su querida Barranquilla. Se notó de inmediato su amabilidad, su sinceridad y también sus claros conceptos sobre los temas tratados. 

¿El Campeón qué sabe de vallenatos?

No se mucho, no soy un versado, pero me defiendo y me gusta como el diablo. Lo bailo y lo escucho. Me gusta la manera como Diomedes Díaz, como Jorge Oñate, Poncho y Emiliano, los hermanos Zuleta; el Binomio de Oro y demás artistas interpretan la música vallenata.

Soy un tipo orgulloso de lo que hace la gente de mi costa. El vallenato es una música maravillosa. Déjame decirte que tuve una buena amistad con Alejo Durán. Lo conocí mucho. Estuve en varias de sus presentaciones y nos abrazamos con cariño. Alejo fue el primer hombre en ganar esta gran fiesta vallenata. Alejo ocupa un lugar demasiado alto en los corazones de los colombianos. 

¿Cuál es la canción vallenata que mas le gusta?

Son muchas, pero ahora me acuerdo de la grabada hace varios años que tiene una melodía nostálgica y que penetra firme en el sentimiento. Se trata de la canción ‘Se te nota en la mirada’ y que interpreta el gran Diomedes Díaz con ‘Colacho’ Mendoza. Quien compuso esa canción enfocó bien la manera de ver el amor.

(Se le hace notar que su autor es Gustavo Gutiérrez Cabello y entonces añade: “Ah, ese si sabe por donde le entra el agua al coco”).

Enseguida sorprendió recitando el primer verso de la mencionada canción: 

Lugares que traen recuerdos que me enguayaban

me destruyen sentimiento porque en el alma llevo un dolor

no se cómo se ha cambiado toda la historia

no se quien tuvo la culpa de haber matado este gran amor. 

¿Por qué le gusta esa canción?

Por su temática donde el compositor hace un recorrido con lujo de detalles sobre un amor que huye, pero no lo puede ocultar porque se le nota hasta en la mirada. Esa canción es todo un jonrón con las bases llenas. Y déjeme decirle que Diomedes y ‘Colacho’ fueron fieles a la tristeza del autor de la genial canción. 

‘La Cacica’ 

Habló largo y tendido de Consuelo Araujonoguera, ‘La Cacica’, y la catalogó como una de las mujeres más importantes del país por jugársela con el Festival Vallenato donde cada año gana y por goleada.

“Hablar de ‘La Cacica’ es remitirse a lo auténtico. Ella le dio la importancia a los juglares que andaban por los caminos y los trajo a Valledupar paraque demostraran todo lo que sabían. El tiempo le dio la razón y esta fiesta vallenata ocupa un lugar destacado en el concierto nacional.

Gracias a ella Alejo Durán, ‘Colacho’ Mendoza, los primeros Reyes Vallenatos, y muchos más tuvieron diversas oportunidades de sobresalir. Con ella se tiene una gran deuda porque le apuntó a algo que no se sabía si se impondría. Ella le apostó a eso y los resultados son elocuentes. 

¿Háblenos del Junior?

Es un equipo que siempre estará en el corazón del pueblo barranquillero y ese equipo es alegría, pasión, candela y tradición futbolera. Barranquillero que se respete es hincha del Junior. 

¿Por qué decidió vivir en Barranquilla?

Barranquilla es una tierra querida, es la ciudad que todos queremos. Tenemos muchos problemas como los que hay en Nueva York, en Londres, pero los sabemos soportar. Barranquilla es el mejor vividero del mundo. 

¿Dicen que usted es petulante y orgulloso?

En algunas oportunidades me ha pasado que me presentan a una persona y me dice “Te tenía una rabia tremenda, porque eras chocante y petulante, pero ahora que te trato eres diferente”. Eso pasa, así pasa. 

¿Por qué siempre es polémico y no le pesa la lengua para cantar la tabla?

Soy de una sola pieza. No me arrugo ante nada. Al pan, pan. Eso le gusta a la gente porque soy un defensor de la verdad. Así me quieren y nunca voy a cambiar. Seguiré cantando la tabla duélale a quien le duela. 

¿Es agüerista?

No, de ninguna manera. No creo ni en brujas ni en espantos. Soy muy católico y devoto cerrado de la Virgen del Carmen. Todo lo que tengo y lo que soy se lo debo a ella. 

‘El campeón’ se quedó sereno, tranquilo, hablando, y disfrutando del Festival Vallenato sabiendo que todo era ganancia y más teniendo en cuenta que Valledupar es un lugar colmado de recuerdos y como en la canción de Gustavo Gutiérrez, dejando que los dolores y las penas ocultas naveguen por el rio crecido de la esperanza.

Valledupar, abril 20 de 2016 - Boletín Informativo No. 032

En su sano propósito de constituirse en el organismo que oriente y capacite a los diversos estamentos sociales sobre la verdadera historia del folclor vallenato, la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata con el respaldo del Círculo de Periodistas de Valledupar realizará una jornada de capacitación sobre ‘Historiografía de la auténtica música vallenata’.

La jornada de formación, dirigida especialmente a los trabajadores de los medios de comunicación, periodistas, investigadores y docentes, se desarrollará el sábado 23 de abril a partir de las nueve de la mañana en la Biblioteca Departamental ‘Rafael Carrillo Lúquez’.

Los ponentes en dicha jornada serán el acordeonero e investigador Roberto Ahumada Moreno, director de la Escuela Talento Vallenato ‘Rafael Escalona’, quien disertará sobre la ‘Teoría y práctica de la interpretación de la auténtica música vallenata’; el docente, poeta y escritor José Atuesta Mindiola, quien explicará la temática de 'La piqueria y los estilos de versos en la poesía del canto vallenato’ y el acordeonero y compositor Alberto 'Beto' Murgas, quien hablará sobre el ‘Origen y evolución del acordeón en el vallenato’.

“Como Fundación Festival de la Leyenda Vallenata siempre nos hemos preocupado por capacitar y actualizar a los trabajadores de los medios de comunicación en temas que son de vital importancia dentro de la preparación, desarrollo y divulgación del máximo evento folclórico de Colombia. Extiendo la cordial invitación a los periodistas, locutores, reporteros, gráficos, camarógrafos, docentes e investigadores de todo el país para que participen en esta jornada de capacitación que redundará en un óptimo desarrollo de nuestro Festival Vallenato”, expresó Rodolfo Molina Araujo, presidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata.

Con esta interesante jornada de formación, y después del desfile de Willys Parranderos llevado a cabo el fin de semana anterior, se calienta el ambiente festivalero que resultará en el merecido homenaje que el país vallenato y la nación entera le tributarán a Tomás Alfonso y Emiliano Alcides Zuleta Díaz, en el marco de la Cuadragésima Novena versión del Festival de la Leyenda Vallenata.

Valledupar, abril 19 de 2016 - Boletín Informativo No. 031 

La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata con la finalidad de darle mayor dinámica y amplitud al repertorio de los concursantes en acordeón profesional determinó a través del reglamento que rige para el Festival de la Leyenda Vallenata que deben interpretar en la ronda semifinal máximo dos canciones en cualquiera de los aires tradicionales que deben ser sacadas por el sistema de balotas. 

El jurado indicará el tipo de interpretación que hará cada uno de los 15 acordeoneros semifinalistas, del listado de 24 canciones: (6 merengues, 6 paseos, 6 puyas y 6 sones). A todos los acordeoneros inscritos se les entregó el listado y un Cd con las 24 canciones seleccionadas. 

Dentro del abundante repertorio de canciones se escogieron las siguientes y los acordeoneros no deben interpretar en ninguna de las primeras rondas, sino al llegar a la semifinal y la que escoja a través de la balota. 

MERENGUES: Carmen Bracho (Lorenzo Morales), Francisco El Hombre (Alberto Pacheco), El siniestro de Ovejas (Carlos Araque), La piqueria (Emiliano Zuleta Baquero), Cállate corazoncito (Tobías Enrique Pumarejo) y El mal herido (Leandro Díaz). 

PASEOS: Juan Gregorio o El pobre Juan (Rafael Escalona), La primavera (Lorenzo Morales), Catalina Daza (Francisco ‘Chico’ Bolaños), La golondrina (Rafael Escalona), Interesada (Armando Zabaleta), La guayabalera (Isaac Carrillo). 

PUYAS: Cuando el tigre está en la cueva (Juan Muñoz), Déjala vení (Náfer Durán), El torito pinto (Emiliano Zuleta Baquero), La cacería (Sergio Moya Molina), La sanguijuela (Calixto Ochoa) y Los montes no tienen llave (Fruto Peñaranda). 

SONES: Marisela (Luis Enrique Martínez), Los tres monitos (Rafael Escalona), Teresita (Lizandro Meza), Carmencita (Juancho Polo Valencia), Mi mata de col (Francisco ‘Pacho’ Rada) y Levántate María (Francisco ‘Pacho’ Rada). 

El presidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, Rodolfo Molina Araujo manifestó al respecto que “con esta medida estamos ampliando el radio de acción de los acordeoneros profesionales y que no lleguen a la competencia con ocho o 12 canciones listas, sino que deben interpretar las canciones que le corresponda a través de la balota. La medida fue bien recibida por los acordeoneros y la mayoría señaló que se las sabían en su totalidad”.

Valledupar, abril 18 de 2016 - Boletín Informativo No. 030 

“Esta caravana ha sido majestuosa porque pudimos sentir el cariño de mucha gente a la vera del camino y más al llegar a Manaure que es una tierra pegada a nuestro corazón. Le entregaré el reporte a mi hermano Emiliano, quien no pudo venir por compromisos”, dijo Poncho Zuleta. 

Lo que dijo Poncho Zuleta apenas comenzaba porque en la plaza Simón Bolívar había cientos de personas que aplaudían y estaban atentas a sus palabras, especialmente cuando cantó y se refirió a las célebres parrandas que tuvieron lugar en esa tierra.

 

“Manaure, es la capital de las parrandas vallenatas en Colombia. No hay ningún referente que diga otra cosa porque acá mi padre Emiliano, Toño Salas, Juan Muegues, Poncho Cotes Queruz y muchos más fueron reyes y sobremanera primó la amistad, el talento y salieron las más grandes obras musicales. Y claro como ahora no faltaban los gorreros, claro que ahora se multiplicaron”. 

Cada minuto que pasaba era mejor hasta que una pertinaz lluvia dio por terminada la primera parte del conversatorio cuando un grupo musical interpretada canciones grabadas por Poncho y Emiliano. 

Después continúo y con mayor fuerza porque esa bella y agradable tierra estaba de fiesta y su alcalde Ever Santana cumplió con lujo de detalles y dejó sentado que “Para nosotros es un honor que la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata se fijara en Manaure. La población correspondió porque esta es la casa natural de los Zuleta. Queda para la historia este acto que nos llena de mucho orgullo. Gracias a todos por unirse a este festejo donde el folclor nuevamente sale adelante”. 

Más de 30 Jeep Willys Parranderos se unieron a este recorrido donde primó la música de Emiliano y Poncho Zuleta, la alegría del pueblo de Manaure y sus alrededores y las historias, cantos y anécdotas de esta dinastía que ha hecho un gran aporte a la auténtica música vallenata. 

Gracias a todos 

El vicepresidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, Efraín Quintero Molina, destacó el acompañamiento de las autoridades, de los músicos y artistas, de los habitantes de Manaure, de La Paz, y de los pueblos guajiros cercanos. 

“Hoy es un día histórico y el augurio que tendremos el más grande Festival de la Leyenda Vallenata en homenaje a Emiliano y Poncho Zuleta. A la Unesco tenemos que hacerle saber sobre este acto multitudinario donde primó la auténtica música vallenata y sus protagonistas.  Este es un ejemplo del trabajo que viene sacando adelante la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata con el respaldo del Ministerio de Cultura, de la Gobernación del Cesar, de la Alcaldía de Valledupar y ahora de Manaure, de diversos gestores culturales y nuestros queridos Reyes Vallenatos. Este es un gran aliciente para seguir contestando presente a esta misión que da dado los más grandes resultados”, indicó Efraín Quintero Molina. 

Manaure, cumplió a cabalidad con el compromiso de recibir y sacar adelante el conversatorio ‘Vivencias manaureras de la dinastía Zuleta’, y demostró que es una tierra donde el vallenato clásico también tiene su nido.

La modista vallenata Maritza Cabas Pumarejo tuvo el honor de coserle la famosa prenda de vestir al escritor nacido en Aracataca. 

Por Juan Rincón Vanegas - @juanrinconv 

La mañana del viernes primero de mayo de 1992, día del trabajo, la modista vallenata Maritza Cabas Pumarejo confeccionó el que hasta la fecha ha sido el trabajo de costura más importante de su vida.

Todo comenzó cuando llegaron a buscarla a su casa, “Porque la señora Consuelo Araujonoguera la mandaba a llamar”. Para ella, el llamado fue algo normal porque era su modista de cabecera, pero se encontró con enorme sorpresa. Había sido la escogida para que le cosiera una camisa guayabera al escritor Gabriel García Márquez.

Maritza, se emocionó al recordar la historia ocurrida hace 23 años, y enseguida pone a funcionar la máquina del recuerdo. “Al llegar, encontré a Gabo sentado en una mecedora. En ese momento la señora Consuelo me enteró de la tarea que se me iba a encomendar. Y añadió que la guayabera debía estar lista para el día siguiente, cuando era la gran final del 25º Festival Vallenato donde Gabo sería jurado. Mejor dicho, debía estar elegante como todo hombre Caribe”.

La modista aceptó el encargo con la más grande satisfacción, pero sabía que tenía que hacerla en tiempo récord, porque la camisa era calada y con toda la calidad del caso. Sigue hilando las palabras, y entonces indica. “Enseguida, Gabo se puso de pie para que le tomara las medidas. Comencé con mi labor y él sonreía. Me pidió que fuera manga larga, pero de repente dijo que le causaba mucha alegría que una mujer vallenata le tomara las medidas para esa prenda”.

Comenta que al principio tuvo un poco de nervios, pero en medio de todo quería que el tiempo no pasara. Todos los miraban y eran el centro de atención y sin siquiera darse la primera puntada esa guayabera ya era famosa.

Cuando se le indagó sobre las medidas que le tomó al escritor no lo pensó mucho, cerró los ojos para buscar con su pensamiento los números en la caja de los recuerdos y precisó: “Bueno, si me acuerdo, pero déjeme precisar. Todo es en centímetros: 50 de espalda, 110 de pecho, 104 cintura, 74 de largo, 56 de manga y 47 de contorno de cuello”.

Al dar esos particulares detalles fijó su vista al cielo, y como si fuera ayer, le agradeció a Dios por haberle permitido tener tan cerca al hombre que le entregó a Colombia las más grandes alegrías escritas, y aún más, por poderle coser una guayabera que llevaba la marca ‘Cañaguate’, nombre del barrio más popular de Valledupar donde todavía reside. 

Modista dedicada 

La servicial modista comenzó su tarea preliminar yendo a un almacén a comprar dos metros y medio de tela de olan de hilo, color blanco y los demás elementos necesarios. Con toda la alegría del mundo se sentó en la máquina de coser a dar las puntadas justas, no sin antes concentrarse en el compromiso que no esperaba, pero que le llegó por su profesionalismo. Tuvo la guayabera lista en el tiempo estipulado. “Casi no dormí, pero le puse todo el interés y saqué a relucir mi experiencia”.

Cuando terminó, llevó la guayabera a la antigua casona ubicada en la plaza ‘Alfonso López’, pero en ese momento no encontró a Consuelo, ni a Gabo, pero el día siguiente supo que él se la había puesto, y que Álvaro López, era el nuevo Rey Vallenato superando a los acordeoneros Jesualdo Bolaño y Gabriel Julio.

Lo que ella no sabía era que le venía el premio mayor por su excelente trabajo. Eso lo supo la reina de las modistas tres días después de haber concluido el Festival Vallenato.

De esta manera lo narra. “La señora Consuelo me mandó a llamar nuevamente, y sin dejarme llegar a su casa, me dijo que a Gabo le había gustado tanto la guayabera que pidió que yo le confeccionara cinco más en tonos pastel, y que ella se las haría llegar a Cartagena”.

La emoción se le triplicó en ese instante, y  anota que cumplió el sinigual encargo con todo el amor y la dedicación de su oficio. “Se las hice, ahora sí, con toda la calma del caso. Desde ese día me dicen que soy la mujer que le cosí a Gabo y quedó bien satisfecho”. Entonces sonríe y expresa: “Eso me aumentó el trabajo”.

Seguidamente relata que no tuvo una segunda oportunidad sobre la tierra de volverlo a ver personalmente. Ella, quería darle las gracias por haberle gustado su manera de coser, pero en esos pocos momentos que lo tuvo al frente notó que era un hombre sencillo y amable. 

Admiradora de Gabo 

“Me dolió su muerte, me quedó ese bello recuerdo de la hechura de las guayaberas, y nunca olvidaré todo el aporte que le hizo a la difusión de la música vallenata, especialmente de la vida y obra del maestro Rafael Escalona”.

En medio de sus costuras, que ahora intercala con dictar cursos de modistería, añora que por la emoción de estar tan cerca de Gabo no le pidió un autógrafo. “Me lo hubiera firmado en la hoja donde anoté sus medidas”, dice sin dudarlo.

Solamente le quedaron las fotos que son la prueba fehaciente de aquel corto instante del encuentro entre el escritor y la modista, dos seres humanos cuya afinidad consistía en prestar el más lindo servicio de bordar letras y telas desde dos máquinas diferentes, la de escribir y la de coser.

Maritza Cabas Pumarejo, esa mujer humilde y de hablar grato, sigue apegada al metro, la tijera, las telas, los hilos y los botones son sus grandes aliados, y también a leer con paciencia y calma varias de las obras de Gabriel García Márquez.

Precisamente, sacó de un baúl algunos libros y viejos recortes de prensa donde leyó uno de Gabo que le llamó la atención porque hace énfasis en la música vallenata. Tomó agua y comenzó a media máquina porque se notaba que sus pupilas cabalgaban a la velocidad de sus nostalgias.

“Quien haya tratado de cerca los juglares del Magdalena Grande podrá salirme fiador en la afirmación de que no hay una sola letra de los vallenatos que no corresponda a un episodio cierto de la vida real, a otra experiencia del autor. Un juglar del río Cesar no canta porque sí, ni cuando le viene en gana, sino cuando siente el apremio de hacerlo después de haber sido estimulado por un hecho real. Exactamente como el verdadero. Exactamente como los verdaderos juglares de la mejor estirpe medieval”.

No más había terminado de leer entregó una reflexión del vallenato raizal y pidió un permiso para buscar una revista donde tenía subrayada una frase escrita por la Exministra de Cultura, Consuelo Araujonoguera.

“El vallenato de verdad no se hace. No se fabrica. No se elabora, ni siquiera, digo yo, se piensa o se diseña. El simplemente nace. Nace con fuerza como cualquier machito entre sollozos y pataleos después de que lo engendra el sentimiento y lo pare la inspiración”.

Cerró los ojos y al abrirlos entregó nuevas palabras porque sin pensarlo sacó a relucir el pensamiento de dos personas en las que giró su vida para ser protagonista de una crónica vallenata. 

Recuerdo de la guayabera 

Corrían los primeros días del mes de febrero de 2010 cuando Rodolfo Molina Araujo, presidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, visitó a Gabriel García Márquez en Cartagena para cursarle invitación al 43º Festival de la Leyenda Vallenata en homenaje al maestro Rafael Escalona, y surgió una charla amena que se extendió por ocho horas.

Gabo, quien escribió un vallenato al que le alcanzó la melodía para ocupar 350 páginas, que parrandeó y conoció de cerca los vericuetos de la música vallenata salida de los potreros, de juglares descalzos que estrenaban canciones con letras sencillas donde se describían desde una mujer vestida de amor, hasta la naturaleza bordada de verde y con cintillos de arco iris, ese mismo que creó a Macondo, que se extasió hablando del ayer y recordó con sonrisas la historia de la guayabera festivalera.

Entonces, el hijo de Aracataca comenzó con palabras un recorrido por la vida de Consuelo Araujonoguera, la gran gestora que hizo posible que el vallenato tuviera nombre propio y que se metiera en el corazón de los colombianos con la creación del Festival de la Leyenda Vallenata, al lado del expresidente Alfonso López Michelsen y del maestro Rafael Escalona Martínez.

"Ella fue una mujer que con su trabajo, talento y dedicación vistió de música el Valle del Cacique Upar, y desde la Plaza Alfonso López lo puso a danzar al ritmo del pilón, a interpretar y cantar los cuatro aires del folclor vallenato", fue lo primero que narró el Nobel de Literatura. Y continuó diciendo: “Esa vez, como dice El Chavo del 8, Consuelo, la inolvidable ‘Cacica’, me hizo estrenar sin querer, queriendo”.

Gabriel García Márquez, el hombre que dedicó toda su vida a dejar correr un río de letras que llegaban felices a su destino final, dejó sentado que el folclor vallenato cuenta con su propio color, el amarillo, como las mariposas de Mauricio Babilonia, y que tenía una valerosa mujer que le mandó a coser varias guayaberas, esa ‘Cacica’ que se despidió de la vida y dejó andando a toda máquina la auténtica música vallenata que con sus acordeoneros, cajeros, guacharaqueros, verseadores, compositores, cantantes y piloneras a cuestas, es hoy Patrimonio Cultural e Inmaterial de la Humanidad.

 

 

 

Valledupar, abril 15 de 2016 - Boletín Informativo No. 029

El domingo 17 de abril a partir de las 9:00 de la mañana se inicia el más folclórico, cultural y musical recorrido que servirá de antesala a la celebración del 49º Festival de la Leyenda Vallenata. 

El punto de encuentro de ‘El paseo de los Hermanos Zuleta’, será el Parque de la Leyenda Vallenata ‘Consuelo Araujonoguera’, desde donde se partirá hasta llegar a la plaza Simón Bolívar de Manaure, Cesar, como una fiel representación de las correrías que realizaban nuestros juglares y sus amigos. Nada mejor que llegar a ese epicentro de los recuerdos donde las dinastías Zuleta y Salas se movían para darle rienda suelta a interminables parrandas. 

El coordinador de esta caravana que todos los años se realiza con éxito, Clemente Pachín Escalona anotó que “Este recorrido estará presidido por Emiliano y Poncho Zuleta, por el grupo de propietarios de más de 30 Jeep Willys, por los miembros de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata y una numerosa comitiva de amigos y seguidores de los homenajeados”. 

La ruta folclórica llegará a Manaure, bello municipio del Cesar, donde el alcalde Ever Antonio Santana Torres, unido a su pueblo ha venido preparando un gran recibimiento. “En esta región que colinda con varios pueblos de La Guajira, tuvo la mayor resonancia esta gran dinastía de la que son abanderados Poncho y Emiliano Zuleta. Nos hemos vinculado a este gran acontecimiento y en Manaure viviremos un día de fiesta gracias a la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata”, dijo Ever Santana. 

De esas hazañas musicales de las décadas del 60, 70 y 80, se recuerdan los encuentros y parrandas de Emiliano Zuleta con  sus amigos Poncho Cotes, Leandro Díaz, Rafael Escalona y Juan Manuel Muegues, entre otros. 

Ese día en Manaure, conocido como  ‘El Balcón del Cesar’, pueblo de ensueño por su belleza natural y la amabilidad de su gente, se llevará a cabo un conversatorio que versará sobre la dinastía Zuleta, presentaciones musicales, culturales y degustación de su gastronomía. 

Muy bien lo señala la canción del maestro Rafael Escalona: “Manaure, está cerquita se siente el fresco ya”. De Valledupar por la carretera que pasa por La Paz, se encuentra a 34 kilómetros. Manaure es una tierra de recuerdos, nostalgias, alegrías y de un toque mágico donde la parranda es un gran rito que llama al mejor encuentro. 

Nota. Las inscripciones para los concursos de ‘La Parranda Vallenata’, ‘La casa festivalera’ y ‘Pintura infantil’ se cerrarán el lunes 18 de abril y se atienden en el Parque de la Leyenda Vallenata ‘Consuelo Araujonoguera’. Informes del reglamento en la página web www.festivalvallenato.com

 

Valledupar, abril 12 de 2016 - Boletín Informativo No. 028 

-10 merengues, 34 paseos, 8 puyas y 12 sones- 

Un total de 64 canciones, de 348 inscritas, fueron seleccionadas para participar en el 49º Festival de la Leyenda Vallenata en homenaje a Emiliano y Poncho, Los Hermanos Zuleta.

Las canciones seleccionadas son 10 merengues, 34 paseos, 8 puyas y 12 sones y esa labor que tuvo una duración de cuatro días estuvo a cargo del jurado que integraron Rita Fernández Padilla, Juvenal Daza Bermúdez, Marciano Martínez Acosta, Nolberto Romero Ospino, William Rosado Rincones, Efraín Quintero Molina y Alonso Sarmiento Araújo. 

Como veedores estuvieron Cecilia Monsalvo Riveira, Lourdes Baute Céspedes, Gustavo Gutiérrez Cabello y se contó con el acompañamiento del coordinador general de los concursos Clemente Pachin Escalona.000 

Este año se batió el record absoluto de canciones inscritas, superando la cifra anterior de 246 en el 2015. 

El presidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, Rodolfo Molina Araujo, agradeció al cuerpo de jurados que tuvieron la misión de seleccionar las canciones que se interpretarán a partir del 27 de abril. 

“Agradezco a los miembros del jurado, amplio conocedor de la materia vallenata, y principalmente a los compositores que se inscribieron por darle mayor realce al Festival de la Leyenda Vallenata. De esta manera seguimos acercándonos a la cita anual que tiene Valledupar con el folclor vallenato”, indicó Rodolfo Molina Araujo. 

Concepto de Rita Fernández 

La compositora Rita Fernández Padilla entregó su concepto sobre la selección de las canciones donde le correspondió al jurado emplearse a fondo para cumplir con la misión encomendada por la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata. 

“Nos tocó trabajar fuerte durante cuatro días debido a la gran cantidad de canciones, principalmente en aire de paseo. Se presentaron muchas canciones prefabricadas y con poca presencia de melodías. Costo trabajo encontrar melodías frescas y nuevas y no trilladas. Nos llamó la atención que las canciones en son y puya, aires difíciles de crear, hubo calidad, y el merengue estuvo flojo, pero se rescató algo. Puedo indicar que se reflejó que muchos compositores buscan crear una canción para participar, pero poco se siente el compromiso con el folclor vallenato. Una excelente canción trasmite y conecta, y se percibe al instante”.

 

Se adjunta listado de las 64 canciones seleccionadas.

 

Nota. Las inscripciones para los concurso de La Parranda Vallenata, La Casa Festivalera y de Pintura Infantil se cierran el lunes 18 de abril y se atienden en el Parque de la Leyenda Vallenata ‘Consuelo Araujonoguera’. Mayores informes de los reglamentos en la página web www.festivalvallenato.com

 

Valledupar,  abril 8 de 2016 - Boletín Informativo No. 027

El poder de convocatoria de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata se hace sentir nuevamente y las cifras de inscritos para el 49° Festival  de la Leyenda Vallenata en homenaje a Emiliano y Poncho, Los Hermanos Zuleta, así lo señalan con relación al año anterior.

Desde el 15 de febrero hasta el dos de abril del presente año estuvieron abiertas las inscripciones para los concursos de acordeón profesional, aficionado, juvenil e infantil, piqueria, canción vallenata inédita y piloneras, y desde distintos puntos de la geografía nacional y del exterior contestaron presente para continuar exaltando el folclor y dándole la mayor trascendencia al Festival de la Leyenda que es el evento de mayor trascendencia para conservar y promocionar la auténtica música vallenata.

Con este paso vital se abren los espacios para continuar con la tarea que se inició en 1968 y que a lo largo de los años ha sido el mejor vehículo hasta llegar a convertirse en la música que identifica a Colombia ante el mundo.

La Fundación Festival de la Leyenda Vallenata felicita a los acordeoneros cajeros, guacharaqueros, compositores, cantantes, verseadores y los grupos de piloneras en sus distintas categorías porque volvieron a demostrar su compromiso y responsabilidad con la auténtica música vallenata.

Consolidado

Las cifras que arrojan las inscripciones para los concursos del 49° Festival de la Leyenda Vallenata son las siguientes: 

Acordeón profesional, 83

Acordeón Aficionado, 70

Acordeón Juvenil, 56

Acordeón Infantil, 48

 

Piqueria, 75

Canción Vallenata Inédita:

Paseos, 219

Merengues, 71

Sones, 32

Puyas, 27

Grupos de Piloneras:

Mayores, 69

Juveniles, 23

Infantiles, 29

Finalmente anotamos que las inscripciones para los concursos de ‘La parranda vallenata’, La casa festivalera’ y ‘Pintura infantil’, se cierran el lunes 18 de abril y se atienden en el Parque de la Leyenda Vallenata. Mayores informes sobre el reglamento se encuentra en  la página web: www.festivalvallenato.com

 

Valledupar, abril 7 de 2016 - Boletín Informativo No. 026

El sábado 9 de abril a partir de las 8:00 de la noche en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo de Bogotá, se realizará el lanzamiento del 49º del Festival de la Leyenda Vallenata en homenaje a Emiliano y Poncho, Los Hermanos Zuleta.

En el evento que se lleva a cabo por sexto año consecutivo se presentarán los homenajeados y los Reyes Vallenatos del 2015: Rey Profesional Mauricio Andrés de Santis Villadiego; el Rey Aficionado, Jesús Alberto Ocampo Ospino; el Rey Juvenil,  Daniel Guillermo Maestre Alvarado y el Rey Infantil, Rubén Darío Lanao Del Valle. De igual manera, la reina de la Canción Vallenata Inédita, Margarita Rosa Doria Carrascal.

Al respecto el presidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, Rodolfo Molina Araujo, anotó que “Continuamos con nuestro propósito de sacar adelante este festival en homenaje a Emiliano y Poncho Zuleta, dos grandes abanderados del folclor vallenato. La respuesta cada año en Bogotá es extraordinaria y ahora no será la excepción”.

De igual manera Emiliano y Poncho Zuleta, manifestaron que siguen con la camiseta puesta para invitar a Colombia y al mundo al Festival de la Leyenda Vallenata porque “acá está el nido del folclor vallenato donde tienen cabida todos”, indicó Emiliano Zuleta. 

En el comunicado que entrega el teatro Julio Mario Santo Domingo respecto al lanzamiento del 49º Festival de la Leyenda Vallenata se indica respecto al lanzamiento: “Como ya es costumbre, todos los años en el Teatro Mayor Julio Mario Santo Domingo se realiza el lanzamiento del Festival de la Leyenda Vallenata, creado hace 49 años. En 2016 el Festival rinde tributo a Emiliano y Poncho, los Hermanos Zuleta”.