Afiches Promocionales

Síguenos en nuestras redes

                

Valledupar, agosto 3 de 2014 - Boletín Informativo No. 060

Nuevamente la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata unida a Claro Colombia por segundo año consecutivo saca adelante el proceso de formación en conjunto típico vallenato, donde en esta ocasión participan 150 alumnos pertenecientes a la institución educativa Bello Horizonte, sede Villa Janeth. 

En este proceso se graduaron el año pasado 110 estudiantes pertenecientes a la margen derecha del río Guatapurí que han continuado realizando diversas presentaciones, recibiendo mayor formación musical y algunos participaron en el pasado Festival de la Leyenda Vallenata. 

El acto se cumplió en el colegio de Comfacesar donde estudiantes entre los seis hasta los 12 años demostraron su avance en la ejecución del acordeón, la caja, la guacharaca y en el canto vallenato. 

El presidente de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, Rodolfo Molina Araujo, sobre la continuación de este exitoso proyecto musical anotó que ¨Sentimos gran emoción de ver este gran semillero del folclor vallenato que han sabido aprovechar las becas para dedicarse a ejecutar el acordeón, la caja, la guacharaca y a cantar. Esta muestra certifica que llevamos la bandera musical de Colombia y la seguiremos sosteniendo gracias al respaldo de distintas entidades y de la empresa Claro, que esencialmente ha apoyado esta gran iniciativa. El vallenato es una empresa grande cuya principal plataforma de lanzamiento es el Festival de la Leyenda Vallenata¨. 

Por su parte Andrés Corral, representante de Claro, esbozó su satisfacción por el avance del proyecto musical. ¨Estamos respaldado este programa bandera en Colombia donde el talento de estudiantes entre los seis a 12 años para interpretar la música vallenata es evidente. Ante esta realidad musical seguiremos fortaleciendo este proceso que es sinónimo de alegría, paz e integración¨. 

Finalmente el rector de la institución educativa Bello Horizonte, Jesús María Quiñones, dijo que ¨Estamos aprovechando la ocasión que nos han brindado para que estudiantes de este sector de Valledupar, puedan aprender a cantar, y a interpretar acordeón, caja y guacharaca. Gracias a la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata y a la empresa Claro, por este regalo y sepan que conjuntamente con los profesores y padres de familia estamos unidos para que a final de año podamos graduar a este grupo de estudiantes¨. 

Al frente de la coordinación del proceso de formación en conjunto típico vallenato está el maestro Roberto Ahumada Moreno y los docentes Juan Figueroa (acordeón), Wilson Rodríguez (caja), Victoria Suárez (guacharaca) y Yesid Jackson (canto). 

De igual manera, el Secretario de Educación Municipal de Valledupar, Asdrúbal Rocha, destacó el esfuerzo de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata y de Claro que es un complemento educativo y pidió que se extienda a otras comunas y corregimientos¨.

Publicado en Todos los boletines
Miércoles, 26 Marzo 2014 05:50

La Música Vallenata

La Música Vallenata

El vallenato además de ser el gentilicio popular de los nacidos en el Valle, cuya nominación clásica es valduparense, es también un modo de ser, un estilo de vida y básicamente el género musical que comprende los cuatro aires o ritmos típicos de nuestra región y representa las vivencias personales de su autor y el sentir de un pueblo como fiel imagen del mestizaje del cual somos productos todos los colombianos.

La trilogía vallenata, es decir, los instrumentos que conforman el conjunto vallenato, nace de la mezcla de tres culturas, la española, la africana y la indígena. El acordeón representa la influencia europea, la guacharaca la influencia de nuestros aborígenes y la caja representa la africana.

Los cantos vallenatos contienen elementos de cada una de estas tres partes: las décimas de rancia estirpe española, las síncopa característica de los aires africanos y el lamento melancólico de los cantos indígenas. Actualmente es la música con mayor fuerza y trascendencia en nuestro país porque además de representar nuestro origen, ha sido capaz de soportar el embate de la comercialización de las casas disqueras y de los neo-compositores que antes que inspiración para componer el canto, lo fabrican por encargo o con miras de llenar las exigencias de un mercado artificial.

 

Publicado en Folclor Vallenato