Afiches Promocionales

Síguenos en nuestras redes

                

En el FESTIVAL DE LA LEYENDA VALLENATA compiten por el título de Rey Vallenato, los acordeoneros que por su edad y trayectoria se inscriben en las siguientes categorías: Profesional, Aficionado, Juvenil e Infantil. Es esta última categoría la que se tomó como base para apoyar la escuela de música Andrés “El Turco” Gil, a principios de los años 90, de donde surgió más tarde la creación de la Escuela “Talento Vallenato Rafael Escalona Martínez”, por iniciativa de Consuelo Araújonoguera, Presidenta Ejecutiva de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, en su propósito de darle continuidad espacial y temporal a la música que hoy es símbolo de Colombia, dentro y fuera de sus fronteras, cualificando a sus intérpretes y abonando el semillero de músicos que luchan por ser competitivos, famosos y triunfadores, además de celosos guardianes de los secretos del acordeón descubiertos por José León Carrillo Mindiola, al sacerdote nacido en Atánquez (una población en las estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta), quien colgó sus hábitos para abrirse al conocimiento del instrumento que por cosas del destino llegó a sus manos a finales del siglo XIX.

Pero no solamente fue la escuela. También Consuelo Araujonoguera tuvo la idea de crear, en 1999, la agrupación “Los Niños del Vallenato” , primero bajo la Dirección Artística y Musical de Andrés “El Turco” Gil y, desde Julio de 2003, de Erwin Quintero Riveira.

Entre sus primeros integrantes encontramos al acordeonero Sergio Luis Rodríguez Ávila, Rey Vallenato a la edad de 8 años, en 1994, y por segunda vez en 1997, además de representante de Colombia en 1996 en una gira artística por 24 ciudades de Francia y Bélgica en sus Festivales de Verano; a Camilo Carvajal Cuadros, quien a sus 6 años estremeció al público que batió pañuelos en la Plaza Alfonso López durante su actuación como concursante del 32° Festival de la Leyenda Vallenata en 1999; “El Canario” Jhonny Pacheco, quien ya tomó riendas de su destino, y Arístides Vargas Ariño, como voces prodigiosas de la agrupación; Ángel Torres, Rey Vallenato Infantil 1998; Manuel Julián Martínez, ganador del año 1999; al cajero Ricardo Felizzola; al guacharaquero Xavier Suárez Leiva, y a Efraín Zuleta con su acordeón y Hugues Manuel Martínez con su bajo, quienes también fueron sus fundadores. Y con ellos otros niños y niñas que ya no están, algunos que ingresaron a ser parte del grupo y los demás que se adiestran para competir y llegar a ser algún día lo único que realmente quieren ser en la vida: grandes intérpretes o compositores o cantantes del vallenato.

“Los Niños del Vallenato” irrumpieron al escenario artístico con el mejor respaldo: el de la Casa Blanca. En 1999 fueron los invitados de honor en la ciudad de Washington, en representación de Colombia al “The Nacional Simphony Ball”, en evento social de carácter internacional, organizado por el Centro Cultural John F. Kennedy. Igualmente en esa gira, en la Casa Blanca, ante el Presidente Bill Clinton, el 8 de diciembre, amenizaron la tradicional ceremonia de encendido del árbol de Navidad en la cual participaron los funcionarios de la administración Clinton y demás residentes de la mansión presidencial, y actuaron en la Embajada de Colombia en Washington. Es de resaltar que los 15 minutos que habían ordenado para la presentación de los niños, se extendieron a 30 cuando el mismo Presidente rompió el protocolo y pidió a sus demás invitados, luego de la ceremonia del incendio del árbol de Navidad, que pasaran al Salón “George Washington” para admirar a la pequeña gran delegación que interpretó El Mejoral, El Viejo Miguel, La Creciente del Cesar y La Gota Fría, ésta en inglés.

En enero del 2000, invitados por la Presidencia de la República a través del Ministerio de Cultura, “Los Niños del Vallenato” presentaron su espectáculo musical de voces y acordeones ante 13 líderes empresariales de varios países que se dieron cita en Cartagena para conformar el denominado “Comité del Milenio”, así como también en el Club de Pesca de Cartagena. En marzo recibieron el reconocimiento como Personajes Excelentes del Caribe, otorgado por el periódico capitalino El Tiempo, al cumplir el 5° aniversario de sus edición regional Tiempo Caribe. En abril con la presencia del presidente de la República, Andrés Pastrana Arango, miembros del gabinete ministerial de la Nación, autoridades nacionales y el público que asiste cada año al Festival de la Leyenda Vallenata, interpretaron a cuatro voces y acordeones el himno de Valledupar en el acto de inauguración del 33° Festival. En mayo se integró la agrupación al nuevo Rey Vallenato Infantil, Luis José Villa. En julio viajaron a Caracas, Venezuela, donde se presentaron por primera vez en el coliseo cubierto “Julio Monsalvo Castilla” en Valledupar en un evento que buscaba recabar fondos para sus integrantes más necesitados; amenizaron en el club de Valledupar un almuerzo en homenaje a un sacerdote y dos diáconos que se ordenaban en la curia diocesana de Valledupar; se sumaron a la entrega de aguinaldos organizada por la primera dama del Distrito de Santa Marta, para los niños pobres de esa capital, y estuvieron en Armenia y Calarcá, sedes del segundo Encuentro Cultural de la Infancia y la Juventud Colombiana. En Cartagena, por invitación de UNIMEC, se presentaron en uno de los actos sociales programados dentro del Congreso Nacional de Municipios. Y cerraron el año 2000 con su actuación en El Callejón de la Estrella a favor de los aguinaldos de los niños que cuidan carros en el marco y calles aledañas a la Plaza Alfonso López, evento organizado por la Presidenta Ejecutiva de la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata, Cecilia Monsalvo Riveira.

En marzo del 2001, en Ibagué, fueron los invitados especiales del 15° Festival Nacional de la Música; en abril ofrecieron un concierto de promoción del 34° Festival Ballenato en el teatro “Jorge Eliécer Gaitán”, y el 29 del mismo mes, ofrecieron su actuación en la Gran Final del Concurso de Acordeoneros Infantiles y Aficionados del 34° Festival. El 22 de julio participaron en el Festival Independencia de Colombia, organizado por el Centro Cívico Colombiano, en el Parque Flushing de Queens, en Nueva York, causando una gran sensación y conmoviendo a una multitud compuesta por cerca de un millón de personas. En septiembre amenizaron la lunada de clausura del Congreso Nacional de Pediatría celebrado en Santa Marta. En noviembre participaron el el 8° Encuentro Nacional de Intérpretes de Música Colombiana en Yumbo y del 23 del mismo mes hasta el 1° de diciembre, en el marco del Plan de Promoción de Colombia en el Exterior, el Ministerio de Relaciones Exteriores los programó para las Jornadas Culturales que se desarrollaron en Lima e Iquitos (Perú) y Tabatinga (Brasil). El año 2001 lo cerraron con gram éxito, la noche de celebración de los 25 años de Intercor – Zona Norte, cuando ofrecieron su magnífico concierto en el Gran Salón del Club El Nogal, en Bogotá, ganándose los aplausos de la distinguida audiencia.

En 2002 “Los Niños del Vallenato” presentaron su gran espectáculo musical durante la inauguración del 35° Festival de la Leyenda Vallenata, el 26 de abril, así como en la celebración del Día de la Independencia, el 20 de julio, organizada por la Embajada de nuestro país en Panamá, en Ciudad Panamá y en Colón. En noviembre fueron el espectáculo central del Homenaje a Rafael Escalona realizado por la Alcaldía de Medellín.

En 2003 tuvieron una presentación estelar durante los actos protocolarios de la ceremonia de inauguración del 36° Festival de la Leyenda Vallenata, el 29 de abril. En julio, atendiendo la invitación de la Embajada de Colombia en Perú para conmemorar con su presencia la Fiesta de la Independencia, estuvieron en Lima con sus tres nuevos acordeoneros líderes: Jairo Andrés De la Ossa Otero, Rey Vallenato Infantil 2003, y Javier Álvarez Orozco y Rodolfo Molina Meza, segundo y tercer puestos del mismo concurso este mismo año, y su nuevo Director Musical, Erwin Quintero Riveira. En octubre, Arístides Vargas Ariño, miembro fundador de “Los Niños del Vallenato” y quien a la edad de 3 años empezó a cantar en escenarios de varios festivales, obteniendo títulos de Rey como cantante u ocupando puestos de privilegio, fue uno de los tres ganadores del concurso de niños compositores, organizado por SAYCO, de temas inspirados en las glorias del folclor nacional, siendo presentado en el Teatro Jorge Eliécer Gaitán. El 30 de noviembre actuaron en la Gala de Clausura del 2° Festival de Música Vallenata Interpretada en Banda. En la primera semana de diciembre estuvieron en Machiques (Venezuela), alegrando la Navidad de los niños machiquenses, para quienes la Alcaldía de ese municipio y el Consulado de Colombia organizaron, en la Plaza Nuestra Señora del Carmen, un parrandón Navideño con la participación de agrupaciones venezolanas y colombianas. El 16 de diciembre, en la biblioteca departamental “Rafael Carrillo Lúquez”, amenizaron el coctel con el cual la Fundación Festival de la Leyenda Vallenata agradeció a Drummond la donación de instrumentos musicales, equipos y enseres para la misma actividad, por valor de 50 millones de pesos. A esa fecha, con la Dirección Artística y Musical de Erwin Quintero y ya para cerrar el año, los integrantes de “Los Niños del Vallenato” eran los siguientes: Acordeoneros: Jairo Andrés De la Ossa, Javier Rodrigo Álvarez, Romario Munive, Camilo Carvajal y Rodolfo Miguel Molina Meza; Cajero: Freddy Durán Díaz; Timbalero: Carlos Iván Bustillo; Cantantes: Breiner Gutiérrez y Efraín José Calvo; Bajista: Jossie Javier Mugno; Conguero: Iván David Valega, y Guacharaquero: Deimer Toncel.

Al comenzar el año 2004, “Los Niños del Vallenato” atendieron la invitación de la Gerencia del Santamar Hotel para amenizar las fiestas vacacionales de este centro turístico, ocasión para el cual, a los ya mencionados integrantes se sumaron los siguientes niños: en el acordeón, Víctor Armando Cuello; Carlos Mario Ramírez, actual rey Infantil y Jorge Lucas Dangond, ganador del 2º Puesto de la categoría infantil este año; en la caja, José Darío Oñate Fuentes, en la voz, Jorge Luis Arrieta y José Martín Bernier y en los timbales Sebastian Matos Cotes.

También han realizado presentaciones en Caracas, Venezuela, atendiendo invitación de la Embajada de Colombia en ese hermano país, igualmente por Machiques, Venezuela, donde el cónsul de Colombia en Machiques los ha tenido por varias ocasiones.

Ahora ellos están listo para continuar la carrera de éxitos, coronar nuevas metas, seguir capacitándose y consolidar la imagen de excelencia lograda a fuerza de empeño, cariño y mucho amor al arte heredado de Francisco El Hombre.